La entrevista
laboral

Es una instancia del proceso de selección, donde lo que se busca es conocerte.
Anda tranquilo y predispuesto a responder sobre vos.

Dime quién eres y te diré quién eres

En una entrevista laboral existen algunas preguntas que suelen repetirse. Por eso, lo mejor es tener preparadas las respuestas. No abundes en información irrelevante. Prestá atención a lo que te preguntan y respondé sólo a eso. No es recomendable hablar de política, ni religión, ni de problemas personales. Tampoco hables mal de otras personas, como antiguos jefes, compañeros, etc. No manifiestes que aceptarías cualquier trabajo o salario.

Objetivos

¿Cuáles son tus objetivos o deseos en relación a tu trabajo? ¿Cómo te imaginás en cinco años?

Personalidad

¿Cómo te definirías? Si me encontrara con tu jefe anterior, ¿qué creés que me diría de vos? ¿Con quién vivís? ¿Estás en pareja? ¿Qué hacés en tu tiempo libre?

Fortalezas

Para saber qué contestar cuando te pidan enumerar tus principales virtudes, fortalezas o habilidades clave, recordá experiencias en las que las cosas te hayan salido bien. Por ejemplo, si hiciste un viaje de "mochilero" eso habla de tu capacidad de flexibilidad. Si practicás un deporte, eso puede indicar cierta disciplina y esfuerzo sostenido o el disfrute por el trabajo en equipo.

Debilidades

Todos tenemos debilidades, y una señal de madurez es el conocer esas áreas de mejora para poder afrontarlas con cuidado. Por eso, es importante que seas estratégico en la respuesta con respecto a una debilidad. Luego, probablemente te pregunten cómo abordás esas debilidades o dificultades. Como todos tenemos defectos, lo que realmente hace la diferencia es qué hacés respecto a ellos.

Motivaciones

¿Cómo sería tu trabajo ideal? ¿Qué valorarías de un jefe? ¿Por qué tendríamos que contratarte?¿Qué esperás de este puesto? ¿Cuánto querés ganar?

Trayectoria

Al leer el CV, el entrevistador ya sabe qué estudiaste y dónde trabajaste. Y en la entrevista querrá corroborar los datos del CV, saber sobre los logros, aprendizajes y dificultades que experimentaste. Es muy importante que identifiques ejemplos o anécdotas que reflejen lo que contás, ya que esta es una forma que tiene el entrevistador de evaluar la consistencia de lo que estás diciendo.

Un logro no tiene que ser "heroico", simplemente se trata de mostrar que pudiste realizar aquella tarea para la cual fuiste contratado de una manera efectiva y con algún "plus" adicional. Este adicional suele tener que ver con haber podido superar una dificultad o un imprevisto. Lo que importa es el razonamiento o plan de acción que llevaste a cabo para enfrentar esa dificultad y el beneficio que se obtuvo gracias a tu comportamiento.

Adecuación al puesto

Algo que el entrevistador querrá chequear es si sos el candidato más adecuado para la posición que quiere cubrir y para la empresa. Te pueden preguntar:¿Conocés nuestra empresa? ¿Por qué querés trabajar con nosotros? ¿Cuáles son los aspectos de tu personalidad y/o trayectoria que te hacen un buen candidato para esta posición?

Responder a estas preguntas implica anticiparse y pensar qué podría importarle a esa empresa y encontrar los puntos de coincidencia con tu perfil. Por ejemplo, si están buscando una maestra jardinera y este sería tu primer empleo como maestra, seguramente valorarán tu experiencia cuidando de cinco hermanos menores.